El Cerco de Artajona ha resultado elegido por los lectores del Diario de Navarra como una de las maravillas de Navarra: http://www.diariodenavarra.es/20090214/culturaysociedad/el-cerco-subterraneo-es-digno-estudio.html?not=2009021401555970&idnot=2009021401555970&dia=20090214&seccion=culturaysociedad&seccion2=culturaysociedad&chnl=40

 

 

          El Cerco de Artajona tiene un lugar entre las 10 maravillas de Navarra porque es una fortaleza medieval única, no se encuentra otra que haya conservado su estructura como ella. Destacan sus torres albarranas cuadrangulares unidas por  lienzos de muralla, los portales, los aljibes, las bodegas, el donjón y, sobre todo, su iglesia-fortaleza. Desde su emplazamiento la solidez y su monumentalidad se traducen en seguridad férrea. Plaza fuerte del Reyno de Pamplona, Artajona mantuvo independencia en los primeros años del reinado de Sancho el Sabio.

           La construcción de El Cerco se debe a los Canónigos de Toulouse a quienes se les había donado por parte del obispo de Pamplona Pedro de Roda y del Rey Sancho Ramírez. Estas donaciones eran habituales en aquella época y contribuían a repoblar y  a fortalecer la defensa del  Reyno.

          La iglesia románica se había quedado pequeña y  en el S. XIII se modificó alcanzando la altura y la luz típica del gótico y convirtiéndose a la vez en castillo; en el siglo XIV se le añadió la torre (puesto de vigía, campanario y mazmorras). Destacaremos cuatro elementos: las pinturas murales románico tardías, el Retablo Mayor –del s. XVI-, la verja renacentista y su diseño arquitectónico peculiar para la recogida de aguas (techumbre original, canaleta de conducción y aljibe).

          En la puerta principal de San Saturnino se explica una sociedad feudal en la que lo religioso y lo civil se entrelazan (Juana I y Felipe el Hermoso, en el tímpano; en el dintel, el  martirio del patrón titular).

          La parte occidental de El Cerco surge en torno a un donjón, llamado “La torre del rey”. Debió de ser la primera gran torre y el primer castillo. Cuando se levantó la iglesia-fortaleza actual parece que se quedaría en un segundo lugar pero las recientes excavaciones seguramente abrirán nuevas teorías.

 

 

                                        Ángel Mª Andueza Martinena, webmaster